LA NUTRICIÓN ES LA MEJOR MEDICINA

LA NUTRICIÓN ES LA MEJOR MEDICINA

La nutrición es la fuente de provisión de los elementos que nuestro cuerpo necesita para mantenerse saludable, en perfectas condiciones para ofrecernos la mejor respuesta a los esfuerzos que le pidamos. Cuando el organismo no recibe los elementos que necesita para su óptimo funcionamiento, manifiesta los síntomas de enfermedad para llamarnos la atención de sus carencias.

Si estamos atentos a pequeños cambios en nuestro cuerpo, y ajustamos nuestra dieta para compensar estos síntomas, podemos corregir las desviaciones funcionales. Si no prestamos atención, la protesta se hace más fuerte y se manifiesta la enfermedad. Entonces, habitualmente, recurrimos a los medicamentos para eliminar el síntoma, sin atender al origen del problema, sin tener en cuenta que un cambio en la nutrición puedes ser la mejor solución.

Muchas veces optamos por eliminar drásticamente el consumo de productos que pensamos que nos perjudican. Pensamos que el café, el té, el chocolate, bebidas alcohólicas, etc. son las causas del problema y que eliminándolos totalmente solucionamos la complicación. Hecho así, a corto plazo no funciona. El cuerpo es muy selectivo, y continuamente busca aquello a lo que le hemos acostumbrado. Cuando detenemos el uso de estas substancias, echa en falta su presencia. Al cabo de pocos días nos reclama lo que encuentra a faltar, manifestando dolores de cabeza, apatía, o alguna otra llamada de atención.

Si en este momento abandonamos el proceso, habremos perdido la batalla y volveremos a nuestro estado previo deficitario. Si superamos estos primeros días, el cuerpo se adapta a la nueva situación y adquiere un estado mucho más saludable.

NUTRICIONEste proceso es el mismo cuando cambiamos la forma habitual de suministro de vitaminas, proteínas, grasas, minerales y demás nutrientes de nuestro cuerpo. Cuando mejoramos la calidad de los elementos que le suministramos nuestro cuerpo necesita también de un proceso de adaptación.

Lo más aconsejable, según mi experiencia, es proceder a un proceso previo de detoxificación paulatina, que facilite la eliminación de las toxinas acumuladas en el organismo, complementado por un plan complementario de aporte de suplementos alimenticios que mejore calidad a nuestra nutrición.

Cuando alcancemos el punto óptimo, una dieta equilibrada, un poco de ejercicio y el adecuado descanso, nos mantendrán en perfecta forma física.

Dejar Comentario


Navigate