FELICIDAD, FUENTE DE BUENA SALUD.

FELICIDAD, FUENTE DE BUENA SALUD

La Felicidad es un estado de ánimo, es una emoción. Y, como todas las emociones, la originas tú con tus pensamientos. La forma como reaccionas ante los estímulos externos  te crea unos pensamientos que te causan placer o te hacen ver una amenaza, un dolor. La elección que hagas es la que te llevará a actuar, llevándote al éxito o al fracaso.

FELICIDADEn tu origen llevas grabados en tu cerebro, desde antes de nacer, lo que podríamos llamar programas. Éstos son los que te hacen desde respirar o mover la sangre por tu cuerpo hasta pestañear, sin que tú tengas que dar órdenes a tu cerebro, y también te llevan a reaccionar ante las circunstancias que se te presentan continuamente durante tu vida.

Según el tipo de pensamientos que tú generas, el cerebro ordena a diferentes glándulas para que segreguen los llamados neurotransmisores, que llegan a todos tus órganos a través de la circulación sanguínea, afectando  a todas las células de tu cuerpo. Si este efecto es de satisfacción, tu salud se refuerza. Si es de estrés, te afecta negativamente.

La buena noticia es que tú puedes elegir tus pensamientos y configurar un cuadro mental satisfactorio que te haga sentir feliz. Tú has nacido con la capacidad de preparar tu mente para tomar la decisión que más te conviene en cada momento.

Tú puedes decidir que mensajes te dices a ti mismo, si te acercan o te alejan de aquello que deseas lograr. También puedes filtrar las influencias que te llegan del exterior, descartando las que no te interesan. Tú construyes tu autoimagen. La puedes reforzar o la puedes debilitar según la elección que haces en cada momento.

Las cosas no son. Las haces ser tú con tu forma de valorarlas. Ser optimista tiene premio en esta vida.

Dejar Comentario


Navigate