TU AUTOESTIMA INFLUYE EN TU SALUD

TU AUTOESTIMA INFLUYE EN TU SALUD

La autoestima tiene una relación directa con el estado de salud. La forma como te ves a ti mismo incide totalmente en tu estado de ánimo. Y éste provoca en ti un diálogo interno causante de emociones que juegan a tu favor o en tu contra, según que esta visión esté más o menos próxima a la imagen ideal que a ti te gustaría tener. A mayor cercanía, mayor autoestima. Y viceversa.

El perfeccionismo y la autocrítica exagerada afectan negativamente a la autoestima. La consecuencia directa es la apreciación de una imagen propia distorsionada, tanto en los rasgos físicos como en los de carácter.

Lo efectos negativos se manifiestan de diferentes maneras. Las principales son:

  • Por sentirte incapaz de gustar a los demás

  • Depresión. Consecuencia de lo anterior.

  • Consideras tus capacidades por debajo de sus reales posibilidades.

  • Introspección. Evitas comunicarte porque temes quedar en evidencia..

  • Te asusta la posibilidad de ser rechazado

  • Dependencia exterior. Necesitas continuamente la aprobación de otras personas.

.Todas estas situaciones abren la puerta a la aparición de distintas enfermedades, la mayoría de ellas psicosomáticas. La Organización Mundial de la Salud hizo un estudio que manifestaba que más del 80% de las enfermedades son de este tipo. Esto no significa que la enfermedad no es real. Existe, y su origen es mental. La autoestima baja es una de las principales causas del estrés, lo que propicia la aparición de múltiples desequilibrios físicos.

Para evitar caer en estas situaciones debes empezar por quererte a ti mismo, porque tu eres la persona más importante de todas con las que te relacionas. Ten presente que todo lo que haces es a ti a quien afecta en primera instancia. 

AUTOESTIMATú puedes hacer varias cosas que te harán crecer positivamente:

  • Acéptate tal como eres. Disfruta de tu ser. No renuncies a mejorar, pero agradece y vive intensamente tu estado actual

  • Márcate objetivos en las distintas áreas de la vida. Que sean desafiantes pero no imposibles de conseguir.

  • Deshecha las barreras que te auto-impones. No sabrás cuál es tu límite hasta que llegues a él.

  • Identifica y supera tus creencias limitantes. ¿Cuáles son los pensamientos que te frenan en tu evolución hacia lo que te gustaría ser?

  • Refuerza tus habilidades. Descubre aquello para lo que tienes talento y enfócate en desarrollarlo.

  • Piensa positivamente. Concéntrate en lo que tienes, no en lo que te falta.

  • Mira al futuro. Imagínate como quieres ser y siéntete como si ya lo estuvieras viviendo.

  • Toma el pasado solamente como referencia. No es cierto aquello de que todo tiempo pasado fue mejor.

  • Acepta tus errores. Son la oportunidad de aprender a hacer las cosas de un modo mejor.

  • Prémiate por tus logros. Celebra cada vez que logres un objetivo. Esto te dará nuevas fuerzas para afrontar otros retos.

  • Aprende a decir NO. Tú eres responsable de tu vida y decides lo que quieres y lo que no quieres hacer. No hagas las cosas solo “para quedar bien”.

  • Suelta los rencores. Perdona a los demás y, sobre todo, perdónate a ti mismo.

  • Desarrolla tu sentido del humor. Aprende a reírte de ti mismo si llega el caso.

  • Adopta un estilo de vida saludable. Alimentación equilibrada, un poco de ejercicio y descansar lo necesario.

Haz un balance interno de cómo estás ahora mismo y márcate un plan para reforzar los puntos en que veas que necesitas reforzar. Obsérvate y ve corrigiendo sobre la marcha. Tu autoestima te lo agradecerá, y tu salud también.

1 Comment

Dejar Comentario


Navigate